El mercado eléctrico esconde algunos secretos y ciertos conceptos que es importante dominar para entender la situación actual del sector y para poder salir indemne del momento de incertidumbre que estamos viviendo en los últimos meses.

Conceptos como los swaps, las GDO, o el PPA seguro que os resultarán familiares (o no), ya que están sonando todo el día en los medios, pero conviene aclarar a qué se refieren cada uno de ellos para no confundirlos, ya que tienen poco que ver entre ellos y es importante saber de qué estamos hablando exactamente. No os preocupéis, en Quinto Armónico os lo vamos a explicar de una forma muy sencilla para que podáis entenderlo rápidamente.

 

Swaps: ¿Qué son y cómo se utilizan?

El término inglés swap (intercambiar) hace referencia a un contrato financiero por el que dos partes se comprometen a realizar pagos periódicos mutuamente con cálculos y frecuencias que quedan definidas en el contrato. Aplicado al mercado eléctrico, este instrumento financiero permite fijar anticipadamente el precio de la electricidad (subyacente) para un periodo en el futuro, de tal forma que la liquidación y pago se producirán una vez transcurrido el plazo definido en el contrato.

Dicho de otra forma, el comprador se compromete a pagar un precio fijo y el vendedor a pagar un precio variable. La liquidación resulta de la diferencia entre los dos precios multiplicada por el volumen del contrato. Si el precio fijo es mayor que el variable, el comprador paga la diferencia, y si es menor, es el vendedor quien efectúa el pago.

Se utilizan como cobertura virtual del precio de la electricidad. Por un lado la entrega física de la electricidad se hace en el mercado mayorista convencional (el pool) pero por otro se cierra un swap en un mercado financiero que sirva de “paracaídas” que cubra el precio para el total o parte de la energía entregada físicamente. Es una cobertura virtual.

¿Lo tenéis más claro ahora? Hace unos meses publicamos un vídeo que explicaba cómo funcionan este tipo de coberturas virtuales, te recomendamos que le eches un vistazo.

 

Garantías de Origen (GdO): ¿Para qué sirven?

Otro instrumento muy utilizado en el mercado eléctrico son las GdO o Garantías de Origen. En este caso, se utilizan para certificar que se ha producido una determinada cantidad de electricidad mediante energías renovables o de cogeneración.

En el fondo sirven para que el consumidor pueda tener información detallada sobre el origen de la energía que recibe y el impacto medioambiental que ha tenido su producción, con el fin de que pueda tomar sus decisiones de compra de electricidad con criterio y de forma responsable.

Si un productor de energías renovables solicita las GdO, recibirá una certificación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de los kWh que genera con renovables. Gracias a estos certificados, las comercializadoras podrán justificar que están suministrando energía verde a sus clientes.

También, hace algunos meses, publicamos un vídeo muy corto explicando qué son las GdO y los derechos de emisión. ¡No te lo pierdas!

Hace unos años, parte del equipo de Quinto Armónico, participó en el proyecto Green Energy Tracker de MVScada, un proyecto Europeo para crear un sistema de verificación fiable del origen de la energía que expidiera estas GdO “automágicamente” uniendo a generadores renovables con consumidores verdes usando la tecnología blockchain.

 

¿Qué ventajas tiene un PPA?

Volvemos al idioma de Shakespeare para explicar el tercer y último concepto de este post: el PPA o Power Purchase Agreement. Es decir, para los que no tengáis el First, “Acuerdo de Compra de Energía”. Son unas siglas que se emplean para definir un acuerdo de compraventa de energía limpia a largo plazo desde un activo concreto y a un precio prefijado entre un desarrollador renovable y un consumidor, o bien entre un desarrollador y un comercializador.

El PPA se ha consolidado en los últimos tiempos como una opción muy recomendable, ya que permite asegurar el mayor nivel de competitividad posible de las empresas debido a la compra de energía eléctrica a un precio inferior al disponible en el mercado y de carácter fijo. Es decir, este sistema ofrece la posibilidad de conseguir un precio competitivo por debajo de las condiciones actuales del mercado.

Al mismo tiempo, facilita el cumplimiento de los compromisos en materia de sostenibilidad, ya que garantiza que el origen de su energía es 100% renovable.

 

No os perdáis nuestra formación sobre ‘El Mercado Eléctrico’

Probablemente este post os haya ayudado a entender mejor el mercado eléctrico, pero estamos seguros de que todavía queréis saber mucho más. Para ello, os hemos preparado un curso profesional para conocer el futuro del sector, cómo gestionar un activo de generación y mejorar su posición profesional que estará impartido por Mario Berná Bustos y de Joaquín Giráldez García, socios de Ingebau, una consultoría especializada en el mercado eléctrico desde 2006.

Os esperamos el próximo día 5 de mayo de 2022 en la sede de ingenierosVA, en la calle Divina Pastora 1 (Valladolid). ¡No te quedes sin tu plaza!