INTRODUCCIÓN

En este artículo se tratarán otros derivados que existen para la venta de energía:

  • Las coberturas virtuales.
  • Los mercados de ajustes.

COBERTURAS DE PRECIOS MEDIANTE DERIVADOS

Para hacer una cobertura virtual no hay más que acudir, a través de un broker, a una de las cámaras de compensación. Las principales son OMIP, MEFF y EEX. En ellas se podrá contratar el producto que se desee: Un día concreto, una semana, un mes, un trimestre o un año. La web de EEX es más completa y muestra para cada uno de estos productos el precio de casación, el volumen el asentamiento más información. Aunque OMIP tiene otros derivados como el PEAK Solar o los SWAPS.

En definitiva se trata de lanzar una operación financiera en la que se compromete la venta de la energía (siempre virtual, sin entrega física) en el momento del vencimiento del contrato.

Por ejemplo, si cerramos en Diciembre 10 contratos del 1 de enero a 45€/MWh, con la resaca de nochevieja se deberá que acudir al pool, comprar 10MWh al precio que sea y entregarlos. Realmente esta operación no es necesario hacerla, es un proceso automático al deshacer la operación.

Así en el caso es que si el 1 de Enero la electricidad en el pool casa a 50€/MWh se habrán perdido 50€, si es casa a 40€/MWh se ganarán 50€. Pero lo importante es que sirve como cobertura de precios. Dará igual lo que pase en el pool que al final el precio de la energía será de 45€/MWh por la cobertura, claro, descontando las comisiones del broker.

Se puede contratar un producto financiero como respaldo que garantice un precio para el total o una parte de la energía física real. La ventaja de estos derivados es que son más baratos de contratar que cualquier modalidad de futuro, ya que no hay desvíos, ni exportación de la energía, ni ninguna de las dificultades que conlleva una entrega física de la energía y, claro, por tanto suelen tener un precio mayor.

Si se compara con un PPA, al haber una Cámara de Compensación (Clearing House)  detrás no hay contraparte con la que cruzar garantías y avales.

Por contra, hay que disponer de la liquidez para contratar, al menos de una parte o de capacidad para avalar esta parte, que es requisito de la Cámara, en cambio en una venta física no.

LOS MERCADOS DE AJUSTES

Los ajustes, sí que son una venta física de la energía. Cotizan en otros mercados secundarios que están gestionados por Red Eléctrica. El sistema eléctrico no almacena la energía, ha de casar el consumo con la generación. Aunque hay una predicción del consumo y de la generación y el grueso está casado de antemano, estas curvas están llenas de aristas que, de alguna manera hay que estirar y encoger para que coincidan. Esas peticiones de generación o consumo extra en un momento concreto son los ajustes. Son mercados con un volumen muy pequeño pero con un precio, normalmente, muy elevado.

¿Recuerdan el video en el que explicaba qué es la Hibridación?. Pues el mercado de ajustes es algo que cuadra a la perfección con la acumulación. Aunque para operar en este mercado tiene unos requisitos, como tener más de 5MW o entregar lotes – los contratos – de 1MWh.

Cuidadito si se diseña una instalación de acumulación para operar ajustes hay que contar con  la degradación de la batería ya que si no se acumula más del MWh no se podrá participar. Lo mejor es que contrate a empresas expertas en el sector, como somos en Quinto Armónico.

Espero haber aclarado algo más sobre qué posibilidades de venta de la energía y de las coberturas del riesgo de precios. Si tiene dudas o un proyecto concreto no dude en contactar con nosotros.

Recuerde que todos los vídeos sobre la monetización de proyectos renovables se publican en la siguiente dirección: https://quintoarmonico.es/tag/monetizacion/

En Quinto Armónico somos expertos en inversiones de generación renovable e hibridaciones. Si desea consultarnos sobre su proyecto, estaremos encantados de ayudarle. Puede localizarnos en seguirnos en nuestra página de Linkedin.