9.000 ingenieros podrían perder su trabajo a lo largo del año.

El plan de austeridad del Gobierno va a reducir considerablemente las licitaciones de obra pública, lo que conllevará, según la patronal de las ingenierías (Tecniberia) la suspensión de 9.000 puestos de trabajo de ingenieros. Mientras los colegios de ingenieros se enzarzan en una batalla con el estado para mantener el sistema de visados y no aplicar la Ley Omnibus.