PRÓLOGO

El 14 de noviembre de 2008 publiqué este artículo. Tras su publicación varios lectores, a través de los comentarios y sobre todo a la insistencia de Raúl (Mau), que no sólo me ha hecho ver el error que hay en el artículo sino que también aportó fuentes para aclararlo.

He de decir que el artículo no es que sea incorrecto o erróneo, si no que no contempla un beneficio que tiene éste aparato en el campo del alumbrado y sobre todo el viario.

También quiero destacar que este artículo ha tenido una buena aceptación ya que en los 9 meses que lleva publicado ha sido leído 663 veces, lo que me enorgullece por un lado y por otro me preocupa ya que, como he dicho desde el principio no estaba todo lo correcto que debería estarlo.

En esta corrección intentaré, en la medida que pueda, respetar el original, eliminando o tachando los párrafos incorrectos y sustituyéndolos por los nuevos.

También quiero pedir perdón a todos los lectores por que sabiendo desde hace algunos meses que estaba mal no lo he modificado, en algún momento por pereza y en otros por querer dar más prioridad a las novedades. Lo siento, pero haciendo uso del refranero castellano que he usado en alguna otra ocasión: "Más vale tarde que nunca".

ANTECEDENTES

Un cliente, de un cliente – Ya saben – ha recibido un curioso panfleto titulado “Nuevas oportunidades para un ahorro energético rápido, eficiente y eficaz”.

Empresas que presentan productos milagrosos que consiguen resultados increíbles ya no son patrimonio exclusivo de la teletienda o de las carretas del lejano oeste. El sector industrial mueve muchos millones de euros al año como para dejar escapar una oportunidad semejante.

Siempre hay empresarios que no dominan el tema de la electricidad, pero que ven que su recibo es muy elevado. Este empresario tiene la sensación de que el consumo eléctrico es un gasto que realmente no le aporta nada tangible, con lo que es, algo cercano al derroche. Y este pensamiento es lo que, estos vendedores, aprovechan como cebo para colocar sus productos.

                          

OBJETO

El presente artículo pretende rebatir lo expuesto, tanto en el panfleto como en la web del fabricante, y concluir que dicha tecnología no puede conseguir tales ahorros, además de incumplir la normativa española de instalaciones eléctricas.

Para realizar esta argumentación utilizaré leyes físicas y electrotécnicas además de la legislación en materia eléctrica que está en vigor en España a día de hoy.

EL PANFLETO

Hay más documentos del estilo al que centrará el presente artículo, pero a petición de mi" target=""_blank""> voy a explicar por qué este sistema no puede funcionar cuando menos alcanzar los ahorros prometidos.

El panfleto lo promueve la empresa Produsol que son distribuidores de Power Electronics Systems (PE-Sys).

Si  todavía no ha leído el panfleto lo puede descargar pinchando aquí.

En él hay un tema que predomina: El ahorro. Según ellos los ahorros en el consumo llegarán a estar entre el 20 y el 30% pero pueden ser muy superiores a largo plazo (hasta el 50%) ya que las luminarias alargarán su vida útil. Voy a repetirlo por si hay algún lector dormido: HASTA EL 50 % DE AHORRO.

También hay un gran ahorro en motores, pero en esto no se hace tanto hincapié.

Sobre el panfleto diré que sospecho que la persona que lo ha escrito,simplemente se ha encargado de traducirlo y que además no posee demasiados conocimientos eléctricos ya que usa términos técnicos en su variante en inglés como HPS (High Pressure Sodium) o mal traducidos como Ignición que se confunde con arranque. 

EL INVENTO – TECNOLOGÍA EN QUE SE BASA

Estas empresas aseguran que instalando uno de sus equipos se consigue reducir hasta la mitad los consumos, este milagro de la eficiencia energética está basado en “el control del flujo de voltaje necesario” que se hace para el “aprovechamiento de la capacidad sobrante”.

Según ellos las lámparas pueden trabajar en un rango de tensión de +- 10% y los “motores eléctricos se instalan en promedio con una capacidad sobrante del 50%”, esto último no sé qué significa.

Quisiera destacar esta gráfica en la que se ve cómo afectan al voltaje una serie de sus productos:

Según pueden ver en esta imagen lo que hace es reducir la tensión al calor mínimo con el que pueden funcionar las cargas. Estos aparatos no son más que reguladores de tensión.

Como no quiero que tengan ninguna duda de cómo funciona voy a utilizar dos de los casos que PES estudia en su web con unos resultados extraordinarios. Les adjunto los documentos en los que explican las bonanzas del experimento.

A- Ayuntamiento de Budapest (Hungría)Descargar el documento

Según se explica en el documento adjunto se instalaron equipos reguladores de tensión para el alumbrado público de la ciudad, además se programaron mediante el reloj que incorporan de modo que durante la noche se redujese la tensión de los circuitos que abastecen las farolas a 205 V, consiguieron un ahorro del 27%

B- Empresa ComverseDescargar el documento

Según se explica en el documento adjunto instalaron una serie de equipos en distintos edificios y consiguieron unos ahorros enormes según se muestra a continuación.

Queda claro que la tecnología se basa en LA REDUCCIÓN DE LA TENSIÓN DE ENTRADA EN LOS EQUIPOS.
 

INTRODUCCIÓN TEÓRICA A LA EXPLICACIÓN

Hay dos sencillas leyes de la física que se necesitan conocer:

1- La ley de Ohm.
Ésta dice que la resistencia (R) que opone un elemento al paso de la corriente eléctrica (I) es igual a la tensión (V) a la que está sometido dividido entre la corriente (I) que le atraviesa.

 

La única de las tres magnitudes que es invariable es la resistencia, que es una propiedad intrínseca de los elementos que componen la instalación.

2- La potencia aparente (S) es igual al producto de la Tensión (V) por la corriente (I).

Han de tener en cuenta que en la factura eléctrica los conceptos que se cobran están íntimamente ligados con la potencia aparente (S) como es la potencia activa (P) y la energía consumida. P depende de S y del Cosφ

(Ver este artículo), pero ninguno de estos aparatos lo modifica. La energía además depende del tiempo, concepto que para todos pasa igual.

 
PORQUÉ NO PUEDE FUNCIONAR – EXPLICACIÓN TÉCNICA

Se debe tener en cuenta una cosa que se dice en el folleto “Respeto absoluto de instalaciones existentes”, es decir, no van a modificar nada, sólo instalar el aparato.

Si no hay modificaciones, la resistencia (R) permanecerá constante como se ha explicado. Si se reduce la tensión un 10% (de 230 a 205 V) la intensidad aumentará un 10% para que se siga cumpliendo la ley de Ohm.

Si reducimos un 10% la tensión, pero aumentamos la corriente un 10% vemos que la potencia no varía, con lo que, podríamos decir que la factura tampoco. Aunque esto no es cierto ya que hay que tener en cuenta las pérdidas producidas en la transformación de la energía en el regulador de tensión. Vean dos ejemplos de instalación y cómo afectan estas pérdidas:

EJEMPLO 1:
En esta instalación se ha regulado el 100% de la carga que será de 100A, disminuyendo la tensión un 10% en toda la instalación (205V). Si disminuye la tensión un 10% aumentará la corriente demandada por las cargas para realizar el mismo trabajo otro 10%. Con lo que la instalación demandará a la red de distribución un 10% más de corriente, 110 A. Supongamos, además, que la instalación tiene un Cosφ = 0,9.

La compañía distribuidora hace las mediciones aguas arriba de la regulación (Tensión 230 V) y el Cosφ no varía ya que el aparato no lo modifica, con lo que a priori la corriente que medirá será de 100 A, pero habrá que tener en cuenta las pérdidas porcentuales en la transformación. Así la corriente demandada aumentará proporcionalmente al valor de las pérdidas. Supongamos unas pérdidas del 2% para ambos casos:

     ANTES DE LA REGULACIÓN:     P = V x I x Cosφ = 230 x 100 x 0,9 = 20.700 W = 20,70 kW

    
DESPUÉS DE LA REGULACIÓN:  P = V x I x Cosφ x K = 230 x 100 x 0,9 x 1,02 = 20.741,40 W = 20,74 kW – Aumento del consumo del 2%.

EJEMPLO 2:
En esta instalación se ha regulado el 20% (20 A) y otro 80% no se modifica (80 A). Las pérdidas sólo afectarán al 20% de la instalación. Así la potencia a facturar será:

     ANTES DE LA REGULACIÓN:     P = V x I x Cosφ = 230 x (80 + 20) x 0,9 = 20.700 W = 20,70 W

    
DESPUÉS DE LA REGULACIÓN:  P = V x I x Cosφ = 230 x (80 + (20 x 1,02)) x 0,9 = 20.782,80 W = 20,78 kW – Aumento consumo del 0,4%.

PORQUÉ ES ILEGAL

El Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión en su ITC-BT-19 punto 2.2.2 dice:

"[…] la caída de tensión entre el origen de la instalación interior y cualquier punto de utilización sea, […] menor del 3 % de la tensión nominal hara cualquier circuito interior de viviendas, y para otras instalaciones interiores o receptoras, del 3 % para alumbrado y del 5 % para los demás usos. Esta caída de tensión se calculará considerando alimentados todos los aparatos de utilización susceptibles de funcionar simultáneamente."

Teniendo en cuenta estos valores encontramos que las tensiones mínimas que pueden llegar a cada aparato serán:

Alumbrado: La tensión mínima será de 223,10 V (una caída del 3% de 230 V).

Fuerza: La tensión mínima será de 218,5 V para cargas monofásicas y de 380 V para cargas trifásicas (una caída del 5%).

Se ha visto en apartados anteriores que la caída de tensión que estos reguladores de tensión están aplicando es de cerca del 10% algo totalmente prohibido por el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión tanto para fuerza como alumbrado, ya sean trifásicos o monofásicos.

LAS SUPUESTAS VENTAJAS

A parte del ahorro directo que proporciona el aparato (Ya demostrado que falso) se le atribuyen ciertas ventajas:

A- Respeto de las inversiones, es decir, no se modificarán las instalaciones existentes. Esto es un principio del ahorro energético y de la  optimización. Los procesos no se han de ver alterados por la optimización de los mismos. Las baterías de condensadores o los filtros de armónicos también respetan las inversiones y, prácticamente todos los aparatos destinados a estos fines.

B- "Ausencia absoluta de armónicos y distorsiones electromagnéticas". Estos reguladores de tensión no incluyen ningún tipo de filtro para garantizar la ausencia de perturbaciones. Con lo que entiendo que esta cita se refiere a que este producto no provoca armónicos.

C- Aumento de la vida útil de los equipos. Esto no está tan claro, pero adjuntan unas gráficas en las que se ve cómo afecta la reducción de tensión a las lámparas de Vapor de Sodio a Alta Presión (VSAP).

En estas gráficas se ve cómo con menor tensión las horas de vida de las lámparas aumenta, pero también como disminuye el flujo luminoso. Tomando esto como cierto, hay un relativo beneficio, pero también un perjuicio.

RESUMEN Y CONCLUSIONES

Según nos explican tanto el distribuidor como el fabricantela tecnología está basada en la reducción de la tensión en la instalación. Como ya se ha visto, esto sólo provoca el aumento de la potencia activa que medirá el contador de la compañía y también el coste en el recibo, aunque éste sea mínimo.

Además esta técnica no está permitida por el Reglamento electrotécnico de Baja Tensión por producir caídas de tensión superiores a las fijadas en su ITC-BT-19.

Con lo que además de conseguir resultados opuestos a los prometidos es un producto que hace que las instalaciones no se acojan a la legalidad vigente.

Como ya dije en los antecedentes, es uno de otros “producto milagro” que no cumplen lo que prometen y que utilizan publicidad engañosa.

Me gustaría que en los comentarios, ustedes, lectores contaran sus experiencias con otros productos del estilo – Que haberlos haylos – y cómo podemos evitar estas intrusiones de timadores en el gremio y en el sector.