¿Qué pasa cuando falla el Tedlar o el EVA?

placa.seg.E3P10En esta foto se pueden ver los efectos que se producen en un módulo fotovoltaico cuando falla el encapsulante de EVA o la cobertura de Tedlar.

.

¿Qué son el EVA y el Tedlar?

El EVA es etileno vinil acetato. Es un polímero termoplástico, que se usa en los módulos fotovoltaicos como encapsulante de las células generadoras. Éstas se conectan entre sí conformando el núcleo fotovoltaico del panel. Se depositan en un soporte cristalino y se encapsulan mediante EVA, para evitar la entrada de aire o humedad.

.

El Tedlar es fluoruro de polivinilo (PVF), aunque Tedlar es una marca comercial. Una vez obtenido el conjunto de células encapsuladas en EVA, se recubren, por encima y debajo, con láminas de Tedlar-Poliester-Tedlar o Tedlar-Poliéster-EVA, dependiendo del fabricante. El fin de estas láminas es proteger a las células fotovoltaicas de los efectos degradantes de la radiación ultravioleta y, sirve como aislante eléctrico.

.

El conjunto es sellado, de modo que, por los laterales no pueda entrar ni humedad ni aire y, se le monta un marco de aluminio para protegerlo y facilitar su manipulación.

.

¿Qué pasan si fallan?

El auténtico generador eléctrico son las células fotovoltaicas, unidas en series mediante bandas conductoras, con otras de similares características eléctricas. Las células son obleas de material semiconductor. Los más usados son el silicio cristalino (policristalino o monocristalino como la de la foto) y el silico amorfo. Se escoge silicio es capaz de transmitir más del 95% de las longitudes de onda de la radiación infrarroja.

.

El silicio puro no existe en la naturaleza, siempre se encuentra en forma de dióxidos de silicio o silicatos complejos, aunque es muy abundante. Se estima que el 28% de la corteza terrestre es silicio. Está claro que es necesario realizar en el laboratorio un proceso químico para conseguir la oblea de silicio, eliminando el oxígeno y los otros componentes con los que se “asocia”. El silicio tiene tendencia a formar moléculas con otros átomos, entre sus preferidos está el oxígeno.

.

Sigue leyendo